Periódico en línea

Registrado en el Tribunal de Milán, n° 197 de 25/06/2015

  • OPERACIÓN RETORNO

    Operación Retorno.

    Así fue definida la misión que el América de Cali tuvo que llevar a cabo para volver a la máxima división colombiana. «Misión» es el término más correcto porque el conjunto caleño debía devolverle a la Liga Águila un pedazo de su esencia, uno de sus elementos constitutivos.

    La misión duró mucho, fue casi una agonía para los hinchas del América que tuvieron que vivir su pasión en lugares demasiados estrechos como para poder expresar su inmenso cariño. Desde 2012 hasta 2016. Cinco temporadas de sufrimiento que finalmente se acabaron. América logró el ascenso. Hay equipos que, tal vez de manera inmerecida, merecen estar en lo más alto, por su historia, por su fascino. Y América de Cali es uno de éstos.

     america-campeon-2008

    Reconocido por la FIFA como uno de los clubes clásicos del mundo, el Rojo supo ganar 13 títulos nacionales (cinco de forma consecutiva entre 1982 y 1986) y llegar a cuatro finales de la Copa Libertadores (tres de forma consecutiva entre 1985 y 1987, en su década mágica). En esa plantilla, a lo largo de los años, militaron jugadores destacados como el Gato Julio César Falcioni (el ahora entrenador del Banfield en Argentina) en la portería y Antony de Ávila, un Pitufo de 1,57 metros capaz de marcar 208 goles en 492 partidos con los Escarlatas.

    Actualmente, entre los futbolistas que ejercen de referentes hay Ernesto Farias, un argentino de Trenque Lauquen, que en idioma Mapuche significa “laguna redonda”, una aproximación de palabras que si la entendemos en su sentido negativo podría corresponder a un vacío perdido en el que América cayó y del que los goles del Tecla, ex delantero de Estudiantes, River Plate, Porto e Independiente (tuvo un pase también por el Palermo de Italia pero no anduvo bien), lo sacaron. Son 31 tantos en 63 partidos.

    ernesto-farias-america

    En Cali se dice que “el que viene atrás aprende más”, a veces un paso atrás nos cambia el punto de vista y nos permite crecer. Después de haber experimentado la segunda division, de haber mejorado, América volvió. Volvió a estar en la tierra después de haber vivido el infierno. Y ahora su himno puede resonar en toda Colombia, su letra adquiere nuevamente su verdadero significado.

    Energía que se siente,
    gran pasión de un pueblo,
    llama incandescente
    que jamás se puede apagar.
    Rojo que estremece,
    todo un continente,
    grito de victoria
    que no se puede callar.

    Alex Alija Čizmić

    Alex Alija Čizmić

    El Jefecito. Mezzo italiano, mezzo bosniaco, ma da sempre innamorato dell'Argentina. Ama tutte le lingue di questa terra, ne frequenta abbastanza e sogna un mondo in cui tutti venerino la fratellanza e la multiculturalità. Forse, MondoFutbol è il posto giusto.

    Hay un comentario.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Send this to a friend