Periódico en línea

Registrado en el Tribunal de Milán, n° 197 de 25/06/2015

  • EL SUEÑO DEL BARCELONA: ENTREVISTA AL DT GUILLERMO ALMADA

    Hay un Barcelona que no juega en el Camp Nou y que no tiene en su plantel a Lionel Messi ni tampoco a Luis Suárez. Tiene orígenes españoles pero su casa está en Guayaquil, Ecuador, en la orilla derecha del Guayas. Allí, en la ciudad que se asoma al Océano Pacífico, actúa el equipo más exitoso del país y, hasta 2008, el único club tricolor en haber llegado a una final de la Copa Libertadores. Sin embargo, a la vista del poderoso River Plate, del respetable Lanús y del gigante Grêmio, el papel del Barcelona de Guayaquil en las semifinales de la Copa de este año parece ser lo de la Cenicienta. Pero sólo sobre el papel. La extraordinaria trayectoria llevada a cabo por el club hasta las etapas finales habla de un equipo sólido y temible, cuyo destino ya es bien descrito por su propio himno, el único que se escucha regularmente antes de cada partido del campeonato nacional ecuatoriano:

    Que un castigo caiga encima del que no lucha por vos!

    De hecho, el Barcelona ecuatoriano eliminó de la competición a dos de los ocho equipos brasileños, Palmeiras y Santos y este último hasta ese momento estaba invicto en la competencia. Esperando ver si el mismo destino le tocará también al Grêmio, MondoFutbol entrevistó en exclusiva al técnico del equipo, el uruguayo Guillermo Almada Alves.

    El camino hacia las semifinales de la Copa Libertadores ha sido largo, pero ustedes ya lo han logrado. ¿Cuáles son las emociones que sienten ahora?

    La ilusión que sentimos todos es muy grande. Hemos priorizado un poco la Copa Libertadores para que el Barcelona recuperara su prestigio internacional. Obviamente sabemos que la impresa es muy difícil: el Grêmio es un equipo muy fuerte, poderoso económicamente, y por sobre todo tiene jugadores muy buenos y una plantilla numerosa. Nosotros, con nuestra humildad, no partimos entre los favoritos, pero fuimos el primer equipo a clasificarse a los octavos de final.

    En nuestro grupo teníamos a equipos muy poderosos, por los que todos iban a apostar en la Copa.

    Le ganamos a Estudiantes de La Plata ahí en Buenos Aires, como a Botafogo, al que le ganamos en Brasil y al Atlético Nacional, es decir el ultimo campeón de la Libertadores, lo dejamos en el camino también.

    Ustedes no solamente han llegado hasta aquí, sino que también eliminaron a dos de los equipos más importantes, Palmeiras y Santos, y ahora les toca Grêmio. ¿Qué le ha parecido?

    Claramente se siente mucha emoción en ganarle a equipos deportivamente y económicamente poderosos como Palmeiras y Santos. Seguimos en el camino con tanta ilusión de seguir recorriendo tal cual lo hemos hecho y segun como hemos logrado las cosas, o sea marcando una superioridad futbolística bastante grande con la mayoría de todos los equipos. Como estamos en estas circunstancias queremos más, y vamos a ir a enfrentar a Grêmio sabiendo que no somos los favoritos pero con toda la ilusión del mundo que podemos pasar. Hay mucha ilusión en la gente, que en el fondo es para quien trabajamos, y queremos darle alegrías.

    Algo que sorprendió mucho a la prensa es que cuando usted llegó al Barcelona, de lo primero que hizo fue cuidar la alimentación de los jugadores. ¿Nos explica más detalles sobre el tema?

    Enfrentamos a equipos con un presupuesto mucho más grande y millonario del nuestro. Con mi cuerpo técnico llevamos dos años en el club y, cuando llegamos, vimos que había algo que implementar y muchos déficit. Por ende, agregamos un nutricionista en el club, porque lo de la alimentación es muy importante. Los nutricionistas educaron también a las familias para enseñarles cómo alimentar a los jugadores. Y esto hizo más rápidas también las recuperaciones. Seguimos controlando también el porcentaje de grasa, de músculos. Así evolucionamos y lo mismo aconteció con los entrenamientos, en los que marcamos una evolución en el rendimiento individual y colectivo. Sumado a otras cosas, esto nos ayudó mucho con otros aspectos como la formación del equipo, la capacidad física y psicológica, aspecto este que también trabajamos mucho, además claramente de la parte táctica.

    Entonces, ¿se podría decir que su secreto y el de su éxito ha sido hasta hoy el ser tan estricto y exigente?

    Nosotros somos bastante detallistas y exigentes, no nos gusta dejar ningún detalle librado. Los jugadores entendieron que las exigencias no son de medida.

    Luego tenemos que enfrentar partidos muy difíciles y lo que preparamos en los entrenamientos es lo que después mostramos en la cancha.

    Y no hay otra manera que trabajar y tener las exigencias máximas.

    Esto nos costó un poco implementarlo también con las dinámicas y la exigencia de los entrenamientos. Llevó su tiempo de adaptación pero los futbolistas lo entendieron y se convencieron, porque esto no se trata de imponer, sino de convencer, y por supuesto a través de pautas disciplinares y con reglamentos que tenemos internamente. Es claro que la exigencia de la que hablé es parte fundamental en todo este proceso de crecimiento.

     

    Foto de portada y en el artículo ©LaPresse
    Foto Almada ©Claro Sports

    Sabrina Uccello

    Sabrina Uccello

    Giornalista pubblicista, laureata in Scienze della Comunicazione. Oggi, tra le altre cose, corrispondente in Italia per Radio Centro (Ecuador). Un occhio in Italia e l'altro in Sudamerica. Il calcio e la scrittura le sue passioni e (per fortuna) il suo lavoro.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Send this to a friend