Periódico en línea

Registrado en el Tribunal de Milán, n° 197 de 25/06/2015

  • ÓSCAR ROMERO, «EL PARAGUAYO» DE RACING

    En la noche entre el 28 y el 29 de septiembre de 2007 cinco muchachos partieron de Luque, Paraguay, hacia Buenos Aires, con destinación La Boca, para hacer una prueba con los Xeneizes. Quien los acompañó hacia la esperanza de un futuro brillante en el mundo del fútbol fue Adolfino Cañete, ex discreto jugador paraguayano que, después de la fin de su carrera, ha empezado a ayudar algunos de los mejores talentos de su país a emerger.

    Entre ellos había Óscar Romero Villamayor, junto a su hermano gemelo Ángel, actual delantero del Corinthians de Brasil, y Gaona Lugo, el ahora futbolista del Olimpo de Bahía Blanca.

    romero cerroPero la historia de Óscar (y de manera inevitable también la del mellizo Ángel) empezó a una media hora más a suroeste de Luque, en Fernando de la Mora, no lejos de la frontera con la provincia argentina de Formosa, una de las zonas mayormente interesadas, a lo largo de los años, en la consistente inmigración paraguaya que representa la tercera ola migratoria más numerosa de la historia de Argentina.

    No tiene el impacto cultural del compositor José Asunción Flores, el inventor del genero musical de la guarania, o no será recordado como los 80 soldados de origen paraguayo que defendieron la bandera argentina en la guerra de las Malvinas, pero Óscar Romero ocupará para siempre un lugar especial en los corazones de miles de hinchas racinguistas, que lo amaron mucho y lo solían llamar “el Paraguayo”.

    A hacer de trampolín a su carrera fueron los maravillosos años en Cerro Porteño, el segundo club más titulado de Paraguay y un equipo al que llegó después de un año y medio en Boca Juniors que no lo pudo fichar por problemas burocráticos (era menor de edad y no tenía padre, un ex jugador de Libertad que abandonó a la familia 15 días después del nacimiento de Óscar). En Asunción Romero ganó y se lució, también en ámbito internacional.
    Llamó la atención del Racing, un club con una hinchada muy caliente y exigente, en el que supo conquistar el cariño de todos, a tal punto que consiguió callar a la Guardia Imperial que durante un partido de Libertadores estaba cantando un típico canto contra los paraguayos y los bolivianos.

    romero racingEste paraguayo, justamente, tan apreciado por lo que ofrece en la cancha logró parar ese comportamiento discriminatorio, aún tan difundido en Argentina hacia los que son considerados negativos para el mercado del trabajo local por aceptar pagos muy bajos.

    Después del triunfo de 2014, Racing no siguió ganando pero las actuaciones de Óscar atrajeron a muchos clubes interesados. El dinero chino del Shanghái Shenhua del técnico uruguayo Gustavo Poyet prevaleció sobre los demás.

    Allí encontrará a Carlitos Tévez. Pero no inmediatamente, porque por el límite impuesto por la federación china a los cupos dedicados a los extranjeros la institución de Shanghái tuvo que cederlo a préstamo. Lo adquirió el Deportivo Alavés, de Vitoria, País Vasco. Con mucha probabilidad, con el técnico Mauricio Pellegrino tendrá la oportunidad de crecer sin mucha presión.

    Fue un camino muy “raro” pero por fin el talento de Romero aterrizó a Europa. Óscar, un paraguayo querido en Argentina, ha emergido y puede seriamente soñar con un futuro exitoso en el fútbol.

    Alex Alija Čizmić

    Alex Alija Čizmić

    El Jefecito. Mezzo italiano, mezzo bosniaco, ma da sempre innamorato dell'Argentina. Ama tutte le lingue di questa terra, ne frequenta abbastanza e sogna un mondo in cui tutti venerino la fratellanza e la multiculturalità. Forse, MondoFutbol è il posto giusto.

    Hay un comentario.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Send this to a friend