Periódico en línea

Registrado en el Tribunal de Milán, n° 197 de 25/06/2015

  • BIOGRAFÍA
  • IMÁGENES

CHADRAC AKOLO

Por Aniello Luciano - 3 abril 2017
FC Sion
Habilidades técnicas

Ofensivas. Buen tren inferior y explosividad muscular son las bases que convierten a Chadrac Akolo en una de las promesas más interesantes de la Super League suiza. El FC Sion de Zeidler tiene una idea de juego que valoriza a sus jugadores ofensivos y el congoleño no desaprovechó la oportunidad de mejorar sus estadísticas, aunque su porcentaje de gol queda bajo en relación con los remates totales realizados. Eso es debido a un estilo demasiado vinculado al instinto, en el que el sprint, letal en cortas y largas distancias, no va de la mano con la precisión frente a la portería. Su historia nos cuenta que en el FC Bex se expresaba de forma anárquica, por lo que repetidas veces terminaba en fuera de juego. Sin embargo, el chico veía y ve el espacio, huele el perfume del gol de manera muy natural. Justamente para dar rienda suelta a su aceleración lo ponían muchas veces en las bandas pero el año a préstamo en el Neuchâtel Xamax le devolvió al actual técnico blanquirrojo un centrodelantero moderno, capaz de ser contundente en espacios reducidos, de jugar de espaldas a la portería como pocos en Suiza saben hacer. Su primer toque de balón es excelente (señal de una técnica de alto nivel) y lo utiliza para desmarcarse y prepararse al remate, que puede salir fuerte y preciso incluso con el pie más débil, el zurdo.

Defensivas. Cuando jugó como extremo o cerca del centrodelantero, el esfuerzo en la fase de no posesión no faltó pero por formación y naturaleza es un jugador que participa más cuando su equipo tiene el balón.

PERSONALITY

STAMINA

SKILLS

SPEED/REACTION

Carrera

El azul del Mediterráneo y del Football-Club Bex. Es este el color que marcó la llegada de Chadrac Akolo a Europa: el mar lo navegó en barco, la camiseta del club la vistió cuando llegó a Suiza. Hijo de un pastor de la Iglesia neo-apostólica, el joven Chadrac entró en Suiza en el Canton Vaud en 2009, con recién 15 años cumplidos, pero, sobre todo, como refugiado.
La pobreza y el fútbol lo acompañaron durante toda su infancia, pasada en la República Democrática del Congo, en la municipalidad de Kinshasa, su ciudad natal, convirtiendo en balón cualquier cosa encontraba en su camino, muchas veces ropa vieja enrollada. Sus amigos y parientes se dieron cuenta muy pronto de que sus pies, desnudos, y su carrera valían más de una carretera polvorienta y de un campito improvisado. Y fue así que el pequeño (por edad y estatura) congoleño se acercó al FC Corbeau, más tarde renombrado FC Magnifique, una pequeña institución cuyo presidente es Patou Kabangou, ex delantero de Anderlecht y de TP Mazembe. Se entrenaba en otro barrio de la ciudad, Ndjiji, no lejos de casa y del aeropuerto, del que soñaba partir para juntarse a su madre y a su familia (dos hermanas y un hermano) que se habían asentado en el Viejo Continente. Así que Akolo, clase 95, llegó a Bex, al centro de acogida, con el miedo de ser repatriado de inmediato y la alegría de poder jugar al fútbol con el club de la ciudad, aunque sus padres no estaban de acuerdo y preferían para él una vida de trabajos, si bien ocasionales, como electricista o albañil. En ese período, sin dudas, fue fundamental la intercesión de Anthony Tagan, entrenador de las inferiores del FC Bex, y de su padre Raphaël, que entrenaba el primer equipo. Fueron ellos que creyeron en el chico (decisivo fue un amistoso ante el Aigle, en el que Chadrac se presentó sin avisar, reemplazó a un titular lesionado y marcó dos goles) y que insistieron en el talento del chico que tenía un margen de mejora muy grande. El FC Sion tuvo el mismo pensamiento y lo llamó para una prueba, luego seguido por el Basilea. La propuesta del segundo club no era satisfactoria y, vencidas las reticencias familiares, se decidió aceptar otra invitación de Blaise Piffaretti, el responsable técnico del Sion: prueba superada y puertas de la Sub18 abiertas, con la que levantaría la Copa nacional en 2013. En los años siguientes pasó muchas veces de la Sub21, con la que realizó catorce goles en dos temporadas, al equipo A, con el que debutó oficialmente en mayo de 2014 en el final de un partido de campeonato frente a San Galo, y viceversa. En la sesión de mercado invernal de 2016 se fue a préstamo a Neuchâtel Xamax, a la Challenge League, bajo las órdenes de Michel Decastel, considerado por el mismo Akolo más un padre que un entrenador. Ahí se ganó la vuelta a casa, a la Super League: 9 goles y 3 asistencias en 16 partidos son números que sorprendieron sólo a quien no lo conocía bien. Si bien había crecido bajo el mando de Didier Tholot, es la llegada de Peter Zeidler que contribuyó a la explosión del congoleño, que terminó el año en la Top 10 de los goleadores africanos que juegan en Europa (8 tantos como Salah de Roma y Mané de Liverpool). Y a pesar del interés de Suiza sigue sintiéndose africano. “[…] No pude ser parte de la selecciones menores por problemas administrativos. […] Si el seleccionador me llama estoy a disposición para representar a mi País […].»
El llamado de Florent Ibengé no se hizo esperar. Si bien fue excluido de la convocatoria final, Akolo estaba entre los posibles convocados para Gabon 2017 y, hace unos días, sólo una lesión le impidió debutar ante Kenya, en un amistoso organizado justamente para probar algunos jugadores. Chadrac se lamenta pero sabe que su chance llegará pronto y el Sion, escuchados los rumores procedentes de Francia (el interés más concreto, por ahora, es el del Saint-Étienne) ya preparó la nota de despedida, tratando de disfrutar de sus últimas jugadas y, si Lucerna lo va a permitir, de una final de Copa de Suiza que falta desde 2014/15. En aquella época los blanquirrojos fueron superiores al Basilea pero Chadrac no jugó. Ahora es el momento de conquistar el trofeo como protagonista.

Información Del Jugador

“Escuchar a mi hermana rechazar uno yogur me pareció irreal”. La humildad de quien creció en la pobreza y la incredulidad de quien vive las comodidades de la vida de futbolista (aunque se trata de la fase inicial) casi como un choque. Por eso bendice lo que obtuvo y trabaja duro para mantenerlo. En concreto, es un chico responsable, que va a la iglesia cuando puede y a los pasatiempos más comunes entre sus coetáneos prefiere la lectura, en particular de autores franceses.

Rol

Extremo, centrodelantero

Pro Y Contra

MÁS. Ataque de la profundidad, sprint, primer control, juego de espaldas a la portería

MENOS. Lucidez, plena confianza en sus medios atléticos.

akolo

Akolo

Send this to a friend