Periódico en línea

Registrado en el Tribunal de Milán, n° 197 de 25/06/2015

  • RUEDA, UN TÉCNICO COLOMBIANO PARA FLAMENGO

    Necesitamos ganar la Copa Sudamericana.

    Así habló Reinaldo Rueda Rivera, el nuevo técnico colombiano del Flamengo, el primer entrenador cafetero de la historia del Mengão y el primer extranjero desde 1967.
    En agosto de 2017 el presidente Eduardo Bandeira de Mello decidió buscar en el extranjero y confiar en las habilidades del Rei vallecaucano para cambiar el destino de una temporada que, tras la conquista del Campeonato Carioca con Zé Ricardo a comienzos del año, no estaba cumpliendo con las expectativas. La plantilla rubronegra posee mucha calidad pero concretiza poco, decían en Brasil. Ahora el flamenguista es uno de los mejores ataques de la liga brasileña, y también las joyas Felipe Vizeu y Vinícius Júnior (ya fichado por el Real Madrid), a pesar de no jugar mucho, están encontrando su espacio.
    A menos de tres meses de su llegada, Rueda ya supo mostrar los que son sus principios de juego: posesión del balón como arma defensiva y pases verticales repentinos hacia los extremos. Para decirlo con una palabra: intensidad, «porque la historia y el respeto hacen que Flamengo juegue con mucha intensidad», dice el colombiano. Y con intensidad, justamente, y determinación, Flamengo accedió a las semifinales de la Copa Sudamericana tras un doble histórico Fla-Flu (se trata del segundo cruce a nivel internacional entre los dos) que encendió Río de Janeiro para los cuartos de final de la competición. Los clásicos no se juegan, se ganan, todo el mundo lo sabe. Y Rueda hasta ahora puede disfrutar de un historial favorable en los clásicos de la Ciudad Maravillosa: de siete encuentros frente a Fluminense, Botafogo y Vasco da Gama perdió solo uno.

    Rueda es una garantía por experiencia y trabajo, pero ante todo por su formación, que muchas veces lo lleva a Europa. Como en ocasión del último congreso internacional de los entrenadores en el que participó el verano pasado en Alemania. En Europa observa, escucha, aprende y la República Federal alemana ha sido probablemente el país más importante para su formación profesional.
    En Colonia, de hecho, en 1990 asistió a las clases de la local y renombrada Universidad del Deporte, que entre los muchos estudiantes tuvo también el creador del grande Ajax de los primeros años ‘70, el holandés Rinus Michels. Para acceder es necesario hablar alemán, razón por la que, antes de inscribirse,Rueda estudió el idioma como autodidacta durante noches sin dormir. Sinónimo de disciplina, una característica que perfeccionará en Alemania y uno de los elementos básicos de la filosofía que propondrá a sus equipos.

    El resto lo hacen la visión superior y la intuición.

    Como cuando, en su primera grande experiencia en el banco de Cortuluá, retrocedió a un joven Mario Yepes de delantero a defensor, cambiando su carrera. En el club de Cali, su ciudad natal, Rueda se destacó por haber salvado al equipo del descenso en los tres años en los que estuvo ahí, el objetivo principal para una institución que ascendió a la primera división recién en 1994. Por eso se ganó la llamada del más reconocido Deportivo Cali, donde las cosas no le fueron bien. Por lo tanto se alejó de los clubes (a excepción del negativo pase por Independiente de Medellín en 2002) para volver a entrenar las selecciones, un cargo que ya conocía por haber estado en las selecciones menores de Colombia a comienzos de los años ’90. En 2005 estuvo cerca de clasificar a Colombia para el Mundial 2006, en 2010 llevó a Honduras otra vez a un campeonato del mundo después de 28 años y en 2014 hizo lo mismo con Ecuador después de 8 años de ausencia. A estos logros agregamos los éxitos que tuvo con la Sub20 colombiana, que guió hacia la victoria en el Torneo de Tolón en 2000 y hacia el tercer puesto en el Mundial 2003, tras haber perdido en semifinales frente a España, cuyo gol fue marcado por Andrés Iniesta.

    Es un formador. Trata de dar confianza al jugador, de ser muy cercano. Y la confianza es recíproca, uno hablaba de cualquier tema con él,

    dice sobre Rueda Abel Aguilar, mediocampista de la selección colombiana y uno de los pilares de la Sub20 que quedó tercera en los Emiratos Árabes Unidos en 2003, en una entrevista por AFP en julio de 2016.
    Otros indicios que confirman las palabras de Aguilar son los recientes progresos de jóvenes como Marlos Moreno, ahora en Girona a préstamo del Manchester City, Sebastián Pérez de Boca Juniors y sobre todo Dávinson Sánchez, que el verano pasado fichó por el Tottenham. Los tres se lucieron en el Atlético Nacional que permitió a Rueda entrar para siempre en el Olimpo de los entrenadores colombianos. Tercer técnico cafetero en ganar la Copa Libertadores, con él los Verdolagas en 2016 volvieron a levantar el trofeo más importante del continente después de 27 años.
    En junio de 2017 Rueda dejó Medellín por diferencias con el club y tras un par de meses aceptó la misión del Flamengo, para comprobar su condición de maestro del banquillo del fútbol sudamericano. Una condición por la que se mereció un diploma honorífico de la nuevísima “Escuela para Técnicos y Entrenadores” fundada en Bogotá a comienzos del mes de agosto de 2017. Una tradición, la colombiana, que cuenta con iconos del banquillo como Francisco Maturana y Juan Carlos Osorio, símbolos de calidad e innovación.

    En ocasión de una conferencia en Barranquilla, en marzo de 2017, Vicente Del Bosque, acompañado también por Rueda, que lo siguió con atención cuando el español entrenaba el segundo equipo del Real Madrid, afirmó que

    El entrenador de fútbol se concentra fundamentalmente en dos tareas: una es la relación del personal, de cómo funciona un vestuario, y la otra la parte deportiva. Aquel que las hace de la mejor manera posible será un hombre interesante como técnico.

    Y Reinaldo Rueda, sin ninguna duda, coincide con esta descripción. Mejor dicho, él es un verdadero punto de referencia en Sudamérica y tarde o temprano intentará una aventura europea. Pero no antes de haber traído nuevamente un trofeo internacional al Flamengo.

     

    Foto de portada ©chicagotribune.com
    Foto Reinaldo Rueda 1 ©colombia.as.com
    Foto Rueda con la Copa Libertadores ©eluniverso.com

    Alex Alija Čizmić

    Alex Alija Čizmić

    El Jefecito. Mezzo italiano, mezzo bosniaco, ma da sempre innamorato dell'Argentina. Ama tutte le lingue di questa terra, ne frequenta abbastanza e sogna un mondo in cui tutti venerino la fratellanza e la multiculturalità. Forse, MondoFutbol è il posto giusto.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Send this to a friend