Periódico en línea

Registrado en el Tribunal de Milán, n° 197 de 25/06/2015

  • SUDAMERICANO SUB17, BRASIL PAÍS DEL «FUTEBOL»

    La decimoséptima edición del Sudamericano Sub17 terminó el domingo 19 de marzo en el excelente escenario del Estadio Teniente de Rancagua, una cuenca situada en la evocadora valle central chilena, abrazada en el Oeste por la Cordillera de la Costa y en el Este por la de los Andes.
    Allí se levanta el Aconcagua, el monte más alto del continente y entre los más altos del mundo, y aquí se elevaron los mayores talentos sudamericanos nacidos después del 1 de enero de 2000.

    A diferencia de lo que aconteció en el Sudamericano Sub20, ninguna selección confirmó los resultados a nivel de Sub17. A India, donde en octubre tendrá lugar el Mundial de esta categoría, irán cuatro selecciones.

    A partir del Brasil de la fenomenal generación del 2000, que salió campeón del tour de force impuesto por el torneo – 9 partidos en dos semanas para la selecciones que accedieron al Hexagonal final – y alcanzó su duodécimo título (quedó fuera del podio sólo en la edición de 1993 en Colombia), después de haber demostrado ser claramente superior a los rivales. En el último partido decisivo frente al anfitrión Chile, que no impresionó y debe su segunda posición en particular a su sólida defensa y al empuje de su público, el técnico Carlos Amadeu puso a todas las armas ofensivas a su disposición.

    Brasile U17 - as

    Paulinho, un mediapunta de Vasco da Gama que combina fuerza muscular con una excelente técnica en velocidad (el Gigante da Colina pudo contratarlo para sólo tres años porque es menor de edad), Alan de Souza, «mini» enganche de Palmeiras, Lincoln, un animal del área penal al que le gusta también bajar o tirarse por los costados para jugar con el equipo, un talento precoz (con 13 años ya formaba parte de la Sub15) compañero en Flamengo de Vinícius Jr. (el mejor craque de esta generación, elegido mejor jugador de la competición, del que hablamos más en detalle a continuación) con el que en 2016 destruyó 10-1 al Vasco en el campeonato carioca, tanto que Zé Ricardo, uno de los entrenadores más apreciados de las juveniles del Fla, predijo para ellos un futuro común en el primer equipo.

    Por técnica, inteligencia futbolística, explosividad y el excepcional poder físico estos cuatro recuerdan, a ratos, los mejores «cuadrados mágicos» ofensivos de la historia del futebol bailado verdeamarelo; detrás del ataque más prolífico (24 goles), Amadeu, que tiene una buena experiencia en el fútbol juvenil con el Vitória de Bahía, con el que en 2012 conquistó la Copa do Brasil Sub20, puso a Víctor Bobsin, el tradicional volante de equilibrio y contención, que, junto a una defensa notablemente sólida e impenetrable (sólo tres tantos recibidos), convirtió la pequeña Seleção en un equipo invencible. Bobsin, uno de los chicos con más presencias en la Sub17, se inspira en Lucas Leiva, ex mediocampista de Grêmio, el club propietario de su pase.
    Estos resultados no son casuales y siguen acabando con el falso mito según que en Brasil no surgen más potenciales talentos, algo impensable para un País con un ADN futbolístico muy desarrollado.
    Quien comparte un ADN similar es Argentina que, en cambio, sigue mostrando todas las dificultades emergidas a nivel juvenil: toda la esperanza estaba puesta en Garré, la joya de Manchester City llegada en malas condiciones, que no pudo ser decisivo. Un solo triunfo, por supuesto, no fue suficiente para acceder a la fase final.

    Colombia U17 - as colombia

    No lograron la clasificación también Perú, Bolivia y Uruguay, que decepcionaron mucho. Luego Ecuador, que mostró un Rezabala delicioso, capitán y número diez exquisito, producto de las excelentes inferiores de Independiente del Valle, con una visión de juego genial y capaz de utilizar de la mejor manera la tradicional “pausa” sudamericana, y Venezuela que, después de un inicio excelente, bajó su rendimiento a lo largo del torneo pero que siguió confirmando los enormes progresos del movimiento futbolístico del País caribeño.
    Los equipos que se van a sumar a Chile y Brasil en el avión hacia India son Paraguay y Colombia. Los Cafeteros, entrenados por Restrepo, un hombre de fútbol que al fútbol nunca jugó pero lo estudió desde cuando era chico, obtuvo la plaza mundialista en el último partidos frente a los guaraníes aferrándose en las habilidades de Barrero y Peñaloza, una dupla de delanteros fuertes físicamente para su edad y buenos finalizadores, apoyados por el virtuoso enganche de Atlético Nacional Brayan Gómez.

    Cile U17 - as chile

    EL COMENTO

    No hay ningún País futbolístico que actúa como Brasil.

    Con mucha probabilidad porque no hay ningún País que tiene la misma relación con el futebol comparable con la de Brasil, o simplemente no existe lugar en el mundo como Brasil, sin más. Ahí, en aquel lugar donde Pedro Cabral a comienzos del siglo XVI notó unos árboles particulares que regalarían el nombre a un País maravilloso, siempre sufrieron la derrota de una manera única, para luego digerirla tratando de empezar de cero desde nuevas bases, experimentando y arriesgándose. Es un País que se mueve continuamente, recorriendo itinerarios que desde aquí no definiríamos lineares, pero nosotros estamos aún convencidos de la frase de Stefan Zweig, Brasil es la «Tierra del futuro”.

    El Mundial perdido de local parecía el fin de todo. Clásica reacción brasileña. Se decía que el País ya no produjera más jugadores de talento. Tonto o superficial quien, también en Europa, aceptó ese chiste como verdad certificada. Es suficiente observar como anda ahora, a los pocos años de distancia, la Selecão que está claramente liderando el grupo sudamericano de las Eliminatorias para el próximo Mundial.

    Vinicius Junior

    En los días siguientes al Mineirazo era suficiente atravesar la bahía más famosa del mundo, encerrarse en el gimnasio de Canto do Rio, en Niteroi, y admirar un chico del que ya se fantasticaba: Vinícius Júnior, aunque probablemente, muy pronto, conoceremos, como si fuera un cántico, su nombre entero: Vinícius José Paixão de Oliveira Júnior.
    Al lado de la «Nave espacial» de Oscar Niemeyer, Vinícius Júnior había llegado para ofrecer su talento al fútbol de sala, pero ya se había lucido en las escolinhas de Flamengo, cerca de Río de Janeiro. En concreto, desde que nació es etiquetado como predestinado, él que vino al mundo el 12 de julio de 2000 en São Gonçalo, que una vez era conocida como la “Manchester Fluminense”. Y quizás no es casualidad que en primer lugar fue comparado con Gabriel Jesus, que en la verdadera Manchester ya se hizo apreciar. Físico, técnica y cabeza, delantero que parte de la izquierda, un olfato único por el gol, Vinícius Júnior, después de haberse destacado en cada selección juvenil, en la Copinha con el Mengão y en este Sudamericano Sub17, ya cautivó las atenciones de los mayores clubes del Mundo. Tanto que el Flamengo se está arrepintiendo por la clausula de rescisión impuesta al chico: “sólo” 30 millones de euros. Es muy complicado modificarla ahora. A partir del Barça, están todos dispuestos a convencer al chico para que atraviese el océano. Los catalanes ya utilizaron su as en la manga, Neymar, el idolo de Vinícius, que publicó en las redes sociales un saludo cariñoso a su posible heredero. Neymar, alguien que está a punto de sobrepasar el récord de goles de Pelé.

    ¿Qué es lo que decíamos el día siguiente al Mineirazo?

    Con la colaboración de Carlo Pizzigoni

    Foto de portada ©eluniverso.com
    Foto Vinícius Júnior y Alan de Souza ©futbol.as.com
    Foto Colombia Sub17 ©colombia.as.com
    Foto Chile Sub17 ©chile.as.com

    Alex Alija Čizmić

    Alex Alija Čizmić

    El Jefecito. Mezzo italiano, mezzo bosniaco, ma da sempre innamorato dell'Argentina. Ama tutte le lingue di questa terra, ne frequenta abbastanza e sogna un mondo in cui tutti venerino la fratellanza e la multiculturalità. Forse, MondoFutbol è il posto giusto.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Send this to a friend