El día de la pasión palmeirense

목차 보기

Tengo que ganar, sino es una tragedia”,

dijo Cuca, el DT del Palmeiras en una entrevista por Extra Time, un suplemento del periódico italiano La Gazzetta dello Sport. Muy directo.

cuca3

Un dato curioso, compartido con el Santos, el rival del clássico da saudade, explica la grandeza del Palmeiras, además de los 16 millones de aficionados y de los 8 campeonatos brasileños conquistados: en cada plantilla de la Seleçao que ganó un Mundial había al menos un jugador del Verdão.

Fundado para la colonia italiana residente en San Pablo, Palestra Italia – éste es el nombre originario del club, cambiado en Palmeiras por la decisiones políticas del entonces dictador Vargas que eligió suportar a los Aliados e impidió a las asociaciones deportivas de llamarse con denominaciones relacionadas a Italia – se convirtió muy pronto en la pasión de muchos paulistas. Una pasión vivida al estilo sudamericano y que por eso puede traducirse muchas veces en sufrimiento.

Como aquello que experimentaron los torcedores palmeirenses entre el 1976 y el 1993, un periodo muy negativo, después de las excelentes décadas del 60 y 70 en las que el club se había ganado el apelativo de Academia de futebol, bien reconstruido por el documental de Canal Azul12 de Junio – El día de la pasión palmeirense”.
En la película presentada por ESPN, Evair, ex futbolista de Atalanta de Italia donde dejó buenos recuerdos, contó que “parecía que yo había empezado a correr en 1976 y llegué a patear el balón de 1993”. Él revivió y sintió todas la decepciones del mundo alviverde, todas sus penas, y las hizo cesar.

palmeiras-1993

Lo mismo podría acontecer el próximo sábado, después de otro periodo difícil de la historia del Palmeiras, casi una década sin poder ser protagonistas (excepto las Copas de Brasil ganadas en 2010 y 2015, no gana un campeonato desde 2008), una década manchada por el segundo descenso de su centenaria historia. Este año no daba pinta de ser diferente cuando llegaron cuatro derrotas en los primeros cuatro partidos pero a través del trabajo de Cuca, un hombre al que le gusta mezclar el modelo brasileño con soluciones de otros tipos para no quedar desprevenido, Palmeiras encontró su camino.

Ayudados por la experiencia de Edu Dracena, Zé Roberto y Cleiton Xavier, piezas claves del grupo, los elementos más decisivos, por algunos aspectos de manera inesperada, fueron Yerry Mina, central colombiano requerido por el Barcelona de España que a lo largo del torneo se ganó también la titularidad en su selección, y el nuevo craque del futebol verdeoro Gabriel Jesus, futuro pilar del ataque del Manchester City de Guardiola.

gabriel-jesus

19 años, este joven delantero paulista se había destacado en el Mundial Sub-20 2015 perdido en final contra la Serbia de Živković y Milinković-Savić y en los Juegos Olímpicos del agosto pasado en los que anotó un doblete en la semifinal frente a Honduras (6-0). En 2016 marcó 22 goles en 45 partidos y llegó a ocupar la posición de número 9 de la selección mayor que el Brasil va buscando desde hace tiempo. Maravillosa su actuación en el 3-0 a Argentina en Belo Horizonte. El chico posee talento y pasión, entiende el juego como los más grandes.

Al final Cuca cumplió con su objetivo, construyó un gran equipo y (falta solo la certeza matemática) triunfó en el Brasileirão. Palmeiras volvió a la élite.