Previous slide
Next slide

Uruguay Sub20, en el Mundial en Corea del Sur para conquistar el único trofeo que falta

Dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos (cuando, en el fútbol, aún valían algo), dos Mundiales (más el partido más importante de la historia de este Juego), 15 Copas América. En el palmarés de ese alegre misterio del fútbol llamado Uruguay solo hay un vacío: el Mundial Sub20.

Por las calles de Montevideo, donde en cada cafetería, librería o tienda se habla casi exclusivamente de fútbol y política, piensan que ha llegado el momento de llenarlo, ese vacío. Es complicado elegir la mejor generación de siempre de un País que propuso – citamos solo algunos de los campeones – Schiaffino, Varela, Francescoli, Forlán, Luis Suárez y muchos otros. Sin duda, la actual es realmente muy valiosa. En febrero este grupo conquistó el Sudamericano Sub20 (seguido en vivo por nosotros de MondoFutbol, en Ecuador) de manera firme, clara, jugando como equipo, tanto que esto hacía pensar que en el conjunto del DT Coito sobresalieran las individuales más que el colectivo, como suele pasar en las selecciones juveniles.

Uruguay, por lo menos en Ecuador, demostró ser un gran equipo.

En Corea del Sur se presenta como uno de los favoritos, porque esencialmente llevará a Asia a todo ese grupo ganador. Tras muchas idas y vueltas llenas de polémicas subterráneas, formará parte de la convocatoria también el mediocampista fichado por la Juventus Rodrigo Bentancur: el Boca Juniors decidió liberarlo, pero solo después del 15 de mayo, apenas cinco días antes del comienzo del torneo. Delante del excelente portero Santiago Mele (pasaporte europeo, tomen nota), Coito siempre propuso una defensa de cuatro, dirigida por el central de Nacional Agustín Rogel, con casi seguramente José Luis Rodríguez por la derecha y Oliveira por la izquierda. En cambio, varió más desde la mitad del campo hacia adelante, también por la capacidad de casi todos los futbolistas de jugar en diferentes posiciones. En Corea, además de la «dupla de oro» BentancurBenavídez y de la opción Waller, tendrá la posibilidad de utilizar a Federico Valverde de propiedad del Real Madrid en el que, bajo la gestión de Santiago Solari, se convirtió de enganche a mediocampista central.

Está solucionado el tema de Rodrigo Amaral, uno de los pupilos de MondoFutbol. El capitán, uno de los líderes del Sudamericano Sub20 ganado en Quito, estará presente, a pesar de que había decidido, junto a su agente, de tomarse un descanso de la temporada y empezar a trabajar con un entrenador personal para arreglar su crónico, y aún no resuelto, problema de peso (sobre su pie izquierdo, maravilloso, no hay discusiones). Una certeza más para Coito: aunque no haya jugado mucho en Nacional en este 2017, su aporte, técnico y psicológico, en el grupo era demasiado importante para excluirlo de la plantilla. En la delantera, con el número 9, además del talentoso De La Cruz, tendrán espacio Joaquín Ardaiz y Nicolás Schiappacasse, que quizás, entre los chicos más esperados en Ecuador, fue el que menos impresionó. Probablemente Uruguay necesitará también de sus goles para completar una vitrina envidiada por casi todas las federaciones del mundo.

Porque como el Uruguay, no hay. Recordémoslo bien, también en Corea del Sur este mayo.

Foto de portada ©MundoDeportivo
Foto Rodrigo Amaral ©lr21.com.uy
Foto equipo ©teledoce.com