MondoFutbol Nacional, con el interminable Chino Recoba, es el nuevo campeón uruguayo

Laura Landa (@laulanda)

En medio de la Copa América, los hinchas uruguayos dejaron de prestarle toda su atención a la celeste para ver el partido final del fútbol uruguayo, nada menos que con un partido clásico entre Nacional y Peñarol.
Nacional, fue campeón del torneo Apertura y ganó por un histórico margen la tabla anual, por eso podía tomarse este encuentro como una “semifinal”. Si perdía ante Peñarol, campeón del torneo Clausura, habría dos encuentros más para ver quien ganaba el campeonato.
Y los dos equipos dieron lo mejor de sí en el partido. Aunque en los primeros 45 minutos, el gran dominador fue Nacional, que con goles de Álvaro Fernández en el minuto 20 y de Iván Alonso a los 33.
En el segundo tiempo, y cuando debía jugarse el todo por el todo, Peñarol salió a buscar el resultado y encontró el gol del descuento con un tiro libre de Aguiar. Luego de quedarse con diez, Peñarol encontró con un tiro penal, también de Aguiar el empate, cuando ya estaban en los descuentos.
Comenzó el alargue y Nacional, con un Álvaro Recoba que manejó los hilos de su equipo y mostró una vez más su vigencia, anotó el tercer gol con un cabezazo del “Colo” Romero. Ahí todo se hizo más difícil para Peñarol que estaba con diez desde el segundo tiempo. No aparecía por ningún lado la posibilidad de empatar y los hinchas estaban fuera de control en la tribuna. En el minuto112 el arquero de Peñarol Migliore, hizo un claro penal al delantero de Peñarol y el partido debió ser suspendido por varios minutos. Los hinchas de Peñarol destrozaron la tribuna Amsterdam rompiendo butacas e ivadiendo el talud para tirar todo tipo de elementos a la cancha. Una verdadera vergüenza para el deporte.
Cuando finalmente se reanudó el partido, Recoba remató el penal, Migliore lo atajó, pero el juez decidió suspender el encuentro, por los violentos incidentes en la tribuna.
Los jugadores de Nacional festejaron un merecido campeonato, por lo hecho en la primera parte del año donde fueron claramente superiores al resto de los equipos y por la efectividad que demostraron en este clásico final.

En el estadio Centenario se dijo por todos los rincones, un secreto a voces, este fue el último partido como profesional de Álvaro Recoba.

Un hombre que llenó de magia, goles, asistencias y triunfos al fútbol uruguayo.

Nacional festeja, Recoba festeja, mientras la otra mitad del país espera saber cuál será la sanción para sus hinchas violentos.